Nosotros2018-05-21T14:16:19+00:00

Un poco de historia

Quien dice “un poco”, dice más de 25 años de historia.

Fue en septiembre de 1992 cuando se funda Europlátano gracias al acuerdo de cuarenta y tres socios, propietarios de explotaciones agrícolas dedicadas al cultivo de plátano en el Valle de Aridane, en la isla de La Palma, Canarias. Algunas de las familias que componen esta unión se han dedicado al cultivo del plátano durante más de 100 años.

Se comenzó empaquetando en un pequeño almacén que es el origen de las instalaciones actuales, las cuales constituyen probablemente el más moderno empaquetado de plátanos de Canarias y, sin duda, el que mayor capacidad de procesar fruta posee. En ese momento de incertidumbre, había que marcarse un objetivo: mejorar la calidad e incrementar el rendimiento de las fincas, escalonar su producción y adentrarse en un mercado europeo, ocupado completamente por la banana. A pesar de esta situación, Europlátano creció ininterrumpidamente, sabiendo aprovechar las oportunidades y adaptándose a las variaciones en el mercado; creando una empresa sólida, capaz de producir un plátano cuya producción evoluciona a la vez que la demanda.

El crecimiento de Europlátano se basa en la constante voluntad de sus socios por mejorar tanto las explotaciones agrícolas, como los procesos y el producto.
Así, Europlátano ha pasado de producir en 1993 5 millones de kilos y actividad únicamente en el Valle de Aridane, La Palma; a una producción de casi 60 millones de kilos entre La Palma, Tenerife y el Hierro; convirtiéndose en una entidad formada por más de 700 socios.

Desde nuestros inicios, la agricultura sostenible y respetuosa con todos los factores de la cadena de producción resultaron clave para el éxito.
Desde entonces, nos esmeramos cada día en garantizar un producto de calidad adaptado a las necesidades de los clientes, a la vez que cuidamos la tradición agrícola y a los productores.

Puntos de Producción

Actualmente, las fincas donde se cultiva nuestro producto se encuentran en las islas de La Palma, Tenerife y el Hierro.

De tal modo que los empaquetados se localizan en estas islas: dos en La Palma (Palomares y Puntallana) dos en Tenerife (norte y sur) y uno en el Hierro.

Puntos de Maduración

La fruta se embarca en los muelles de Tenerife y La Palma y se envía a varios puntos de maduración en la Península, a partir de donde se construye una compleja red logística que hace llegar nuestros plátanos a prácticamente todo el territorio nacional y a Francia y Suiza.

Certificaciones

Son varias las certificaciones que garantizan la calidad del producto de Europlátano, de los procesos respetuosos con el medioambiente y favoreciendo una agricultura tradicional sostenible.

  • Indicación Geográfica Protegidael sello IGP distingue aquellos alimentos que se caracterizan por unos rasgos que se atribuyen al origen. En el caso del plátano de Canarias, la mezcla del clima subtropical y los vientos alisios, combinando precipitaciones poco abundantes y unas temperaturas suaves, unido a la orografía volcánica accidentada y a la agricultura artesanal; consiguen hacer de este producto una fruta única. Pero no solo las condiciones medioambientales son suficientes para conseguir esta certificación, de la cual depende la concesión de la subvención, ahora denominada “Ayuda a los productores de plátanos IGP”, esta se compone de unos requisitos indispensables que los productores deben cumplir y que desde Europlátano se supervisa su cumplimiento: tener asignado un número de registro de operador, que la producción se componga exclusivamente de la variedad Cavendish, que la finca se sitúe por debajo de los 500 m.s.n.m., que el agricultor maneje el cultivo y las labores culturales, que el cuaderno de campo se encuentre actualizado con toda la información referente a la finca y al cosechero, etc.
  • Global G.A.P.es un estándar de calidad a nivel mundial que certifica las buenas prácticas agrícolas. Constituye una garantía de que los alimentos cumplen con los niveles establecidos de calidad y seguridad alimenticia (inocuidad alimentaria y trazabilidad), y de que se han elaborado siguiendo criterios de sostenibilidad, respetando la seguridad, higiene y bienestar de los trabajadores, el medio ambiente y los animales. Esta norma demanda una mayor eficiencia en la producción, mejorando el desempeño del negocio y reduciendo el desperdicio de recursos; además, incluye un enfoque relacionado con la mejora de las prácticas para las próximas generaciones. Cada vez más, las cadenas de distribución europeas exigen que sus proveedores tengan esta certificación. Europlátano cuenta con la mayor superficie de las islas Canarias certificada con este sello.
  • GRASP: es un módulo de la certificación Global G.A.P que legitima la responsabilidad social corporativa de Europlátano en su producción. Evalúa las prácticas sociales en la explotación agrícola, abordando temas específicos relativos a la salud, seguridad y bienestar de los agricultores y trabajadores del campo y de las centrales de pack.
  • Producción integrada Canaria: este sello certifica que el sistema agrícola de obtención de productos que utilizan y aseguran a largo plazo una agricultura sostenible, introduciendo en ella métodos biológicos y químicos de control, y otras técnicas que compatibilicen las exigencias de la sociedad, la protección del medio ambiente y la productividad agrícola, así como las operaciones realizadas para la manipulación, envasado, transformación y etiquetado de productos acogidos al sistema.
  • Producción Ecológica de Canarias: la Agricultura Ecológica es un sistema de producción y elaboración de productos agrarios cuyo objetivo es la obtención de alimentos de la máxima calidad nutritiva y organoléptica, respetando el medio ambiente y sin utilizar productos químicos de síntesis (abonos, pesticidas, hormonas, antibióticos, etc.) ni organismos modificados genéticamente. El objetivo es conseguir que la actividad agraria sea sostenible desde el punto de vista social, económico y medioambiental. Para ello, se utilizan técnicas de agricultura ecológica con el objetivo de conservar a largo plazo la fertilidad del suelo a la vez que logran que el agricultor sea lo más autosuficiente posible en cuanto a fertilizantes y fitosanitarios.
  • Huella de carbono AENORes una ecoetiqueta utilizada para describir el cálculo de las emisiones todos los gases de efecto invernadero asociados a las organizaciones o al ciclo de vida de un producto con el objetivo de determinar su contribución al cambio climático, y se expresa en toneladas de CO2 equivalentes. La huella de carbono contribuye a la cuantificación, reducción y neutralización de las emisiones de CO2; a la creación de un mercado de productos y servicios con reducida generación de carbono; o a la demostración de los compromisos de la empresa con la responsabilidad social corporativa.
  • Sabor del añoes una certificación otorgada directamente por los consumidores y premia el sabor del producto. Es un distintivo que evalúa sabor, aspecto, olor, textura y satisfacción en general durante una cata a ciegas, asegurándose que sea el producto por sí mismo, sin necesidad de embalaje, etiquetas o distintivos; el que se valore.
  • Canarias: Región Ultraperiférica: Desde que España se integró en la Unión Europea, el Archipiélago canario ha tenido un tratamiento diferenciado que ha ido evolucionado hasta la actualidad, permitiendo afianzar las garantías jurídicas que reconocen las singularidades canarias en el contexto europeo, adaptando la legislación a las peculiaridades del territorio.